The CYCLING CITIES webinar series

¿Cómo se incentiva el ciclismo en la movilidad urbana? Para encontrar respuestas, acudimos a ejemplos de buenas prácticas en diferentes municipios europeos, expuestos en el ciclo “The cycling cities webinar series”, organizado por Interreg Europe.

3 jornadas. 3 conferencias. 3 conceptos para fomentar el uso de la bicicleta en las ciudades:  planeamiento estratégico para el ciclismo, desarrollo de infraestructura y estrategias para incrementar los usuarios de bicicletas.

Planeamiento estratégico para el ciclismo

La Federación Europea de Ciclistas establece el año 2024 como fecha límite para conseguir que cada ciudad de la Unión Europea sea apta para bicicletas. Para ello, Fabian Küster apunta 8 ingredientes clave para el éxito:

  1. Contar con una buena estrategia o plan para el ciclismo, con una perspectiva de 10 años.
  2. Entender las necesidades del usuario:
    1. Ventajas: es más rápido, más barato, más sostenible…
    2. Posibles inconvenientes: mal diseño de las infraestructuras, sensación de inseguridad…
  3. Diseño de la infraestructura: se trata de una de las cuestiones de mayor importancia.
  4. Inversiones: Diseñar y construir una infraestructura para el ciclismo en las ciudades supone un coste elevado, pero no lo es tanto si se compara con las obras necesarias para dar cabida al transporte motorizado.
  5. Sensibilización, formación, educación: Es importante formar a la población. Para ello, se pueden lanzar diferentes campañas que impulsen el uso de la bicicleta para los desplazamientos del día a día.
  6. Ejecución: se deben establecer normas para el correcto funcionamiento del sistema, tales como el control de la velocidad, el respeto por parte de los conductores de vehículos motorizados de los carriles bici, etc.
  7. Monitorización y evaluación: la recogida de datos y su posterior evaluación son fundamentales para un buen planeamiento.
  8. Pensar más allá del espacio para el ciclismo: se trata de parte de un sistema integrado de transporte y planeamiento urbanos.

En el momento de plantearse introducir el transporte en bicicleta en los municipios, es importante empezar diseñando una estrategia, aunque este trabajo no sea apreciable por los ciudadanos a corto plazo, y no realizando actuaciones aisladas, las cuales podrían dar lugar a un sistema inconexo y poco funcional.

 

Desarrollo de infraestructuras para el ciclismo

Meredith Glaser (Urban Cycling Institute, Amsterdam) apunta que a la hora de hacer atractivo el transporte en bicicleta, la infraestructura urbana juega un papel realmente importante:

  1. Principios del diseño:
    1. Seguridad sistemática: Hay que tener en cuenta que los humanos son vulnerables y cometen errores. Para generar una sensación de seguridad se pueden usar sistemas como la “welcome mat”, una infraestructura que utiliza cambios de material y color en el pavimento de manera que, cuando un coche debe cruzar el carril bici, instintivamente vaya más despacio. Por otro lado, también conviene usar señales de limitación de velocidad, entre otros sistemas.
  2. Hacia una red completa: Caminos coherentes, directos, atractivos, seguros, sanos y cómodos.
  3. Integración con el transporte público: Es interesante poner a disposición de los usuarios todas las facilidades posibles para que, en traslados más largos, puedan combinar la bicicleta o el desplazamiento andando con los medios de transporte público.

 

Estrategias para incrementar los usuarios de bicicletas

Alberto Palomo (Departamento de Territorio y Sostenibilidad de Catalunya), presenta el proyecto School Chance, el cual establece los siguientes puntos clave:

  • Hacer una aproximación multidisciplinar e implicar a los grupos interesados a nivel local y regional: áreas de movilidad y medio ambiente municipales y autonómicas y comunidades escolares (personal docente, estudiantes, padres y madres).
  • Introducir la movilidad sostenible y segura en los planes educativos.
  • Diseñar e implementar espacios escolares seguros y reconocibles.
  • Crear aparcamientos de bicicletas seguros en las escuelas, tanto para niños como para personal.
  • Llevar a cabo campañas de promoción y sensibilización con la participación de todas las partes interesadas.
  • Desmontar falsos mitos sobre la movilidad en bicicleta: es insegura, las condiciones climatológicas son una limitación, etc.
  • Integrar todos los aspectos anteriores en las políticas autonómicas.
  • La iniciativa plantea la figura del Coordinador de Movilidad en las escuelas. Se trata de una persona de referencia que actúa como nexo entre todos los agentes participantes, recopilando iniciativas de movilidad sostenible, coordinando proyectos municipales al respecto y actuando como mediador para resolver posibles conflictos.

Steve Coucheman (responsable de la Oficina de Tráfico de Bicicletas del Cantón de Zurich) habla de Veloschuel Education Campaign, una iniciativa educativa desarrollada por instructores de tráfico de la Policía y la Oficina de Tráfico de Bicicletas, que trabaja la movilidad urbana en bicicleta a través de un material atractivo y de prácticas supervisadas por los agentes, de manera que se despierte el entusiasmo por este medio de transporte en los más jóvenes.

María José Rojo (directora y coordinadora de Active Travel and Health en POLIS) expone la acción Zuid-Limburg Bereikbaar, una herramienta regional para influir sobre el comportamiento en la movilidad de los trabajadores, promoviendo el transporte público y la bicicleta. Para ello, se plantean las siguientes estrategias:

  • Informar a los trabajadores sobre la existencia de las bicicletas eléctricas y los servicios municipales de alquiler de bicicletas.
  • Ofrecer periodos de prueba gratuitos de transporte en autobús o tren, combinándolo, si es necesario, con transporte en bicicleta plegable.
  • Reducción de la movilidad en vehículos motorizados gracias a las posibilidades de teletrabajo.

Finalmente, Tom Geens (director del Equipo de Educación de Pro Velo) da a conocer Pro Velo, una organización que desarrolla soluciones para facilitar y animar a las personas a hacer la transición hacia la bicicleta, entre las cuales destacan la formación para principiantes y la colaboración con diferentes asociaciones de Bruselas para posibilitar el acceso a este medio de transporte a todos los sectores de población, haciendo especial énfasis en los adultos más vulnerables.

Desde Pont a Europa, esperamos que estas experiencias os sirvan de inspiración y la movilidad sostenible en vuestros municipios vaya sobre ruedas. 😉