Participar en proyectos europeos aumenta el capital intelectual de la organización

La Mancomunidad de la Ribera Alta nos explica su experiencia en gestión de proyectos europeos

Mayo 2021

¿Cómo está organizada vuestra área de proyectos europeos?

 No existe un área o departamento de “proyectos europeos”, tampoco de “proyectos de Diputación” o de “proyectos de la Generalitat”, porque no entendemos la financiación europea como una finalidad en sí misma, sino como herramienta para ejecutar determinados proyectos. Los proyectos europeos, en nuestro caso, se gestionan directamente por los departamentos correspondientes, sin haber un departamento específico.          

 Sin embargo, para poder hacer frente con más comodidad a las exigencias singulares de los proyectos europeos (puesto que tienen que ser innovadores, estar redactados normalmente en inglés, con partenariado con entidades de otros países, etc.), sí que es conveniente contar con una persona capacitada o experimentada en los procedimientos de elaboración y gestión (administrativa) de estos proyectos, para apoyar –transversalmente- a las diferentes áreas o departamentos (que son las que autogestionan sus proyectos europeos), bajo la supervisión de la gerencia.

¿Cuáles son vuestros objetivos clave?

Desde nuestro punto de vista, la singularidad de los proyectos europeos radica en que normalmente están orientados a implementar experiencias pilotos o generar estudios, productos o resultados innovadores en colaboración con entidades de otros países, por lo cual se trata de proyectos que generan un gran know-how para la organización, al tiempo que incrementa el rendimiento de los trabajadores en sus tareas ordinarias, mejorando las destrezas para el trabajo en equipo, gestión de proyectos, relaciones sociales e institucionales, etc. En definitiva, participar en proyectos europeos aumenta de forma importante el capital intelectual de la organización (capital humano, capital organizacional y capital relacional). Es por eso que, en la Mancomunidad de la Ribera Alta, los proyectos europeos se autogestionan por la propia entidad (sin recurrir a consultorías externas) y en su ejecución se implican los departamentos concernidos en la temática correspondiente (servicios sociales, cultura, juventud, inmigración, igualdad, urbanismo, gestión de residuos, EEIIAA, UPCCA, Digitalización del patrimonio, contratación, etc.).

¿Cómo resumiríais vuestro día a día?

La Mancomunidad participa actualmente en 15 proyectos europeos (2 Interreg Europe, 1 Europe for Citizens , 10 Erasmus, 1 Cosme y 1 EuropeAid), tres de ellos como coordinadores y el resto como socios, que suponen un presupuesto para la Mancomunidad de 3’1 millones de euros.

La actividad que dedica cada departamento de la Mancomunidad para la autogestión de sus proyectos europeos es bastante intensa, si bien siempre tratando de organizarse para que la participación en las reuniones transnacionales y en línea no perjudiquen la actividad ordinaria del servicio.

La persona de apoyo a los proyectos europeos es la encargada de conseguir la información de las diferentes convocatorias y apoyar la elaboración de las candidaturas, así como de las justificaciones administrativas y emisiones de informes ante la Comisión Europea.

¿Cuáles son los principales hándicaps?

La persona de apoyo a los proyectos europeos, encargada de conseguir la información de las diferentes convocatorias y apoyar la elaboración de las candidaturas, así como de las justificaciones administrativas y emisiones de informes ante la Comisión Europea, está adscrita a la Agencia de Desarrollo Local, como una actividad más de ese servicio.

Cada departamento autogestiona sus proyectos. A veces surge algún problema en algún proyecto en el cual participa más de un departamento de la entidad, por lo cual se ha reforzado la tarea de supervisión de la Gerencia de la Mancomunidad en relación a la coordinación de funciones entre departamentos.

Tiene que haber una implicación por parte de los trabajadores (disponibilidad para trabajar en un horario muy flexible, viajar, responsabilidad para hacer la tarea comprometida, perfeccionar los idiomas, etc.). Ha de crearse una “cultura de la organización” hacia la mejora continua en la organización, que propicia la participación en proyectos europeos.

¿Cómo coordináis vuestra acción con el resto de áreas municipales?

Nuestros proyectos europeos se autogestionan por la propia entidad (sin recurrir a consultorías externas) y en su ejecución se implican directamente los departamentos concernidos en la temática correspondiente (servicios sociales, cultura, juventud, inmigración, igualdad, urbanismo, gestión de residuos, EEIIAA, UPCCA, Digitalización del patrimonio, contratación, etc). Cada departamento de la Mancomunidad gestiona sus proyectos europeos, asistidos por la persona de apoyo.

Periódicamente se hacen sesiones formativas e informativas dirigidas a los responsables de los diferentes departamentos, para actualizar conocimientos (convocatorias, nuevas bases de datos, nuevos criterios organizativos internos, mecanismos de coordinación interdeparamental, etc.).

¿Cuál es vuestro balance después de un tiempo de funcionamiento?

Los proyectos europeos pueden ser muy interesantes para la organización en la medida que esta apuesta incorpora el know-how que se genera en estos proyectos. De otra forma, consideramos que no compensa el esfuerzo que supone preparar y llevar a cabo este tipo de proyectos, muy orientados a prácticas (proyectos piloto innovadores) que son colaterales –en cuanto a sus resultados directos- a las funciones ordinarias que tiene la Mancomunidad.

Si la apuesta por los proyectos europeos existe, el balance siempre es positivo. El Capital Intelectual, especialmente el capital humano de la organización, aumenta de una forma muy considerable, y se ve reflejado en las relaciones, en el trabajo diario, en el enfoque del trabajo y en el incremento del rendimiento.

Un consejo para los municipios que estén planteándose adentrarse en proyectos europeos

Únicamente consideramos que hay que contar con una persona de apoyo a los proyectos europeos, encargada de conseguir la información de las diferentes convocatorias y apoyar la elaboración de las candidaturas, así como de las justificaciones administrativas y emisiones de informes periódicos ante la Comisión Europea. Esta persona puede estar adscrita a la Agencia de Desarrollo Local, como una actividad más de ese servicio.

Habría que dar formación intensiva a esta persona, incluida formación práctica, y también habría que empoderar los diferentes servicios de las Mancomunidades en la participación en proyectos europeos. Para estas acciones de capacitación consideramos que la FVMP podría jugar un papel determinante, proponiendo a las Mancomunidades un programa de formación específico y de alto nivel en materia de gestión de proyectos europeos.